Nueva normalidad

1 May 2020 | Cuarentena | 0 Comentarios

Casi dos meses.

Casi dos meses de no salir, solo por lo imprescindible y en unas condiciones que, al menos a mí, me generaban bastante ansiedad. La mascarilla, los guantes, el olor a alcohol. Creando en nuestro inconsciente la sensación de que el mundo está infectado y quiere matarnos. Que encerrado, aislado y bien limpito estás a salvo, seguro. La naturaleza vuelve a ser el enemigo y el sistema nuestro salvador.

No sé al resto de personas, de seres humanos como yo, pero la sensación de que nos manipulan, de que juegan con nuestro miedo más primario, me acompaña desde el principio de esto. Y no digo desde el principio del confinamiento, hablo de mucho antes.

Parece que en estos casi dos meses han pasado años. Me miro al espejo y siento que he cambiado tanto (y a la vez tan poco), como si hubieran pasado años. Escucho a mi hija de 6 años y me doy cuenta como sus prioridades han cambiando radicalmente, como sus deseos, sus sueños se han transformado en algo totalmente diferente. Ella también ha cambiado.

No sé si somos realmente conscientes que hemos vivido, y estamos viviendo, un nuevo capitulo en los libros de historia. Y me pregunto qué versión contarán esos libros dentro de unos años.

Y es ahí, cuando miro al futuro lejano cuando soy consciente de la responsabilidad que tenemos cada individuo ahora.

Podemos aceptar todo lo que nos cuentan, hacer todo lo que nos dicen y seguir apechugando o podemos comenzar a usar ese órgano tan maravilloso que tenemos. Investigar, contrastar y dejar de tragar directamente sin digerir todo lo que aparece en la caja boba.

¿Por qué digo esto? Porque en nuestras manos está que esto no sea una breve línea en los libros de historia, el breve inicio de una serie de acontecimientos desastrosos (Si llegamos hasta ese momento como humanidad).

Se terminó el momento de divagar, de especular, de soñar, de esconderse detrás de la pantalla, de la mascarilla. Comienza el momento de la acción.

¿Qué ha significado esto para ti? ¿qué sientes cuando te dicen que no vas a poder abrazar a tus familiares a saber en cuánto tiempo? ¿qué se te remueve cuando te cuentan que en septiembre les niñes irán con guantes, mascarillas y pantallas protectoras a los colegios? No estoy diciendo que te saltes las “nuevas reglas de convivencia”. Estoy diciendo que sientas. Que te pares un segundo antes de descorchar la botella de cava porque en dos días vas a poder salir y veas el “mundo” al que salimos.

Esto no ha sido culpa de un virus (y no estoy hablando de conspiranoias). Los virus están ahí, existen y convivimos con ellos en todo momento, igual que las bacterias. Esto lo ha creado nuestra forma de vivir.

Vivimos en un sistema en que para alimentarnos hacinamos a los animales, los mal alimentamos y los torturamos hasta el día de su muerte. Les inyectamos antibióticos y los hormonamos debilitando su sistema inmunitario. Hemos creado laboratorios gigantes de virus mutantes. En los últimos 20 años han aparecido numerosos virus nuevos procedentes de estos “laboratorios” y éste es sólo uno más.

Vivimos hacinados en ciudades, donde la contaminación hace que los virus puedan vivir más tiempo en aire. Estresados, agobiados, trabajando para pagar facturas y seguir manteniendo el sistema que nos esclaviza. Tomando medicaciones tremendamente agresivas para poder seguir viviendo una vida que no nos hace felices. Antidepresivos, antiinflamatorios, antibióticos… antitodo. Esto hace que nuestro sistema inmunitario esté debilitado. Si juntas el párrafo de arriba con este, no es muy difícil deducir las consecuencias que estamos viviendo ahora y lo que puede estar por llegar.

¿Somos conscientes que con estas premisas, si no cambiamos mucho mucho muchísimo las cosas, esto va a volver a suceder? ¿somos conscientes que la próxima vez puede que no tengamos tanta suerte? Sí, he dicho suerte porque, aunque han muerto muchas personas, el índice de mortalidad de este virus no es alto. La gran mayoría de personas se recuperan sin problemas. ¿Y si en 5 años no tuviéramos la misma suerte?

Y todo esto me lo planteo porque en todo este plan para volver a la “nueva normalidad” no veo acciones para cambiar realmente las cosas. Lo de “nueva normalidad” no implica una reforma profunda de nuestro sistema consumista, capitalista, globalizado. Lo único que implica esta “nueva normalidad” es que la mayoría de comercios tendrán que cerrar porque de aquí a finales de año no podrán pagar sus recibos. Que vamos a una nueva crisis socioeconómica mundial y que sigue dando lo mismo las personas que mueran, que sufran, porque lo importante es seguir manteniendo a flote un sistema que agoniza porque la Tierra no puede sostenerlo y va a ocasionar nuestra propia extinción.

No veo planes de cambio para no seguir explotando la Tierra, debilitando el frágil equilibrio en el que nuestra vida puede existir. Solo veo lo mismo de antes decorado con guantes, mascarillas y con una fragancia a alcohol.

Me encantaría que en 100 años se estudiara en los libros de historia que este fue el momento que lo cambió todo. Que fuimos capaces de comprender a dónde nos estaban llevando nuestros pasos y que ayudamos a morir a un sistema condenado y que nos condenaba como especie a la extinción. Que no fue fácil crear nuevas formas, pero que juntos fuimos capaces de hacerlo.

Pero la verdad es que tengo serias dudas que la “nueva normalidad” vaya por ahí.

Etiquetas: Cuarentena.

comparte

Te puede interesar …

Adriana Mondéjar

Creadora de Placentera

Estudios superiores en Biología. Terapeuta holística con estudios superiores en Medicina Tradicional China, especialista en acupuntura y qi gong. Especializada en la mujer, sus ciclos, sus fases vitales y sus desequilibrios.

COMENTARIOS

Los comentarios son moderados. Ten en cuenta que pasará un tiempo hasta su publicación. No se permiten enlaces. Cualquier comentario ofensivo, publicitario o que no esté relacionado con el tema de este post, no será publicado. 

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Adriana Mondéjar | Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios. | Legitimación: Consentimiento. | DestinatariosIonos (Hosting). Debes saber que mi hosting es 100% seguro. | Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en holaplacentera@gmail.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. | Información adicional: En nuestra página de Política de Privacidad de Placentera.net, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.