Educación en cuarentena

Estoy tremendamente enfadada con todo el sistema educativo y cómo se está gestionando este momento.

Estoy alucinando de que se manden emails con la tareas a realizar de cada semana. Que sigan preocupados porque se lleguen a los objetivos de cada curso. Que manden boletines de notas. Que piensen en ampliar el curso si es necesario para poder “recuperar” parte del tiempo perdido.

¿Qué está pasando? ¿Nos hemos vuelto completamente locos? ¿Recuperar el qué? ¿el tiempo perdido? ¿los seres queridos perdidos? ¿los abrazos perdidos?

Recordemos el origen del colegio, de las escuelas. Con la industrialización llegaron trabajos de mierda, por sueldos de mierda y las jornadas laborales tuvieron que ser más amplias para poder ganar suficiente para vivir. Esto implicaba que los niñ@s tenían que estar en un lugar seguro para que sus padres y madres pudieran trabajar todas esas horas.

No olvidemos que hoy en día, cada vez se lleva antes al colegio (guarderías, lo llamamos. No puede haber nombre más horrible) para que nuestras jornadas laborales sigan siendo larguísimas, poniendo como prioridad mantener el sistema y la economía, no la vida de los seres que más queremos y su cuidado.

Ya que iban a estar en un lugar todos metidos, qué mejor para el sistema que comenzar a “enseñarles y “entrenarles” para superar la frustración de aguantar esas jornadas laborares y recibir órdenes sin rechistar de una figura de autoridad que los vigila y evalúa.

Que sí, que las cosas ya no son “tan así”. Pero siguen siendo lo mismo de forma edulcorada. Y más cuando en un momento como este no se pone la vida en el centro y las prioridades siguen siendo que continúes siendo útil al sistema al que sirves desde que naces. No vaya a ser que con esta “crisis” mundial nos dejen tiempo para pensar y sentir y comprendamos que lo importante de la vida es vivir y disfrutar y compartir.

Claro, todo lo que aprendes de niñ@ se queda en el inconsciente, sembrando una semilla poderosa. Por eso es importante que esa semilla no llegue sembrarse. Que sigan ciñéndose a un horario para que no les quede mucho tiempo de pensar y sentir. Que sigan pensando en los exámenes, en el final de curso, en entregar trabajos, en el selectivo, porque está en juego su futuro.

Y tienen razón. Está en juego su futuro, pero ¿qué futuro? Si tuviera 17 años y estuviera viviendo esto me replantearía muy mucho los planes de futuro que tenía en mente. Tal vez no quieran que se replanteen nada. En unos años el futuro del mundo, del “sistema” estará en sus manos.

¿Qué significaría que la gran mayoría de adolescentes del planeta se replanteara la vida por primera vez? ¿Si se pararan a observar lo que está sucediendo en el mundo? ¿Qué pasaría si les diéramos la oportunidad de sentarse a soñar el mundo que quieren en este preciso momento en que el sistema ha frenado? ¿qué vida quieren vivir? ¿qué cambiarían?

Alguien les ha preguntado qué sienten. A qué temen. Qué es lo primero que quieran hacer cuando puedan salir de casa.

Es momento de dejar de estudiar lo de fuera y comenzar a estudiar lo que hay dentro. Pero esa asignatura no existe. En ningún libro de texto les van a decir que se miren al espejo y lloren, rían, griten y se reconozcan ahí.

En ningún libro de texto viene a la explicación o la receta mágica para VIVIR.

¿Y si paramos de mandar “deberes” y les permitimos que se replanteen todo?

¿Y si nos replanteamos todo, todxs?

Etiquetas: Cuarentena; Educación.

comparte

Te puede interesar …

Adriana Mondéjar

Creadora de Placentera

Estudios superiores en Biología. Terapeuta holística con estudios superiores en Medicina Tradicional China, especialista en acupuntura y qi gong. Especializada en la mujer, sus ciclos, sus fases vitales y sus desequilibrios.

COMENTARIOS

Los comentarios son moderados. Ten en cuenta que pasará un tiempo hasta su publicación. No se permiten enlaces. Cualquier comentario ofensivo, publicitario o que no esté relacionado con el tema de este post, no será publicado. 

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Adriana Mondéjar | Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios. | Legitimación: Consentimiento. | DestinatariosIonos (Hosting). Debes saber que mi hosting es 100% seguro. | Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en holaplacentera@gmail.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. | Información adicional: En nuestra página de Política de Privacidad de Placentera.net, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.