Encontrando grietas

Observo la locura de esta sociedad, desde la quietud que me estoy permitiendo estos días. En este observar he pasado por múltiples emociones, que han ido despareciendo, una tras otra, dejando paso a la siguiente. Capas de las que me voy desprendiendo y despidiendo. Pensamientos en bucle que me llevan a lugares que conozco demasiado bien.

Después de transitar varias capas, varias emociones y caminos retorcidos de mi mente, me voy sintiendo más en calma. Aunque la lucha sigue en mi cabeza y la siento en mi cuerpo, comienzo a sentir un remanso de quietud.

En este espacio, momento, de no hacer me descubro con las ganas de hacer. De hacer mucho, de hacer tanto, de hacer todo. Y la vez, ganas de seguir aquí. En este no hacer y observar. En este no subirme ya a la sociedad y quedarme un poquito más aquí. Quizás esto sea la vida.

Observo dos mundos conviviendo (por ahora, aún en desarmonía). El mundo de la Tierra, la naturaleza, los animales, las plantas. Y el mundo de los humanos, el que hemos creado sobre el de la Tierra.

A veces me imagino creando grietas en el mundo humano para dejar que se cuele el mundo de la Tierra en este y lo transforme, como brotes que nacen en medio del asfalto, o raíces que rompen los ladrillos de las calles.

Hoy es extraño, pero siento como cuando estaba embaraza. Con ganas de quedarme en ese momento, de disfrutar de cada segundo de sentir una vida dentro de mí. Queriendo frenar el tiempo, porque tengo claro que este parar no es eterno. Pero con ganas de que pase y saber qué hay después de todo este momento. Que una nueva forma de vivir me espera al otro lado.

Tal vez, después de quitarme tantas capas (y las que aún quedan), comienzo a intuir que todo lo que ha sucedido sí que ha servido para algo. Puede que no al nivel que deseaba, pero para mí, para mi pequeño mundo particular, ha supuesto una grieta donde el aire limpio, la luz, la naturaleza, la vida, se cuela para transformarlo por completo.

Pequeñas grietas, heridas (no mortales aún) para el mundo humano, para el sistema creado, que pueden suponer (si las mantenemos abiertas) las semillas de una nueva forma de vivir.

Etiquetas: Nueva normalidad.

comparte

Te puede interesar …

Adriana Mondéjar

Creadora de Placentera

Estudios superiores en Biología. Terapeuta holística con estudios superiores en Medicina Tradicional China, especialista en acupuntura y qi gong. Especializada en la mujer, sus ciclos, sus fases vitales y sus desequilibrios.

COMENTARIOS

Los comentarios son moderados. Ten en cuenta que pasará un tiempo hasta su publicación. No se permiten enlaces. Cualquier comentario ofensivo, publicitario o que no esté relacionado con el tema de este post, no será publicado. 

Información Básica sobre Protección de Datos:

Responsable: Adriana Mondéjar | Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios. | Legitimación: Consentimiento. | DestinatariosIonos (Hosting). Debes saber que mi hosting es 100% seguro. | Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en holaplacentera@gmail.com, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. | Información adicional: En nuestra página de Política de Privacidad de Placentera.net, encontrarás información adicional sobre la recopilación y el uso de su información personal, incluida información sobre acceso, conservación, rectificación, eliminación, seguridad, y otros temas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.